Hoy se festeja el día del maratonista argentino

Hoy se festeja el día del maratonista argentino
Por: Silvia María Meneses 7 agosto, 2017

El 7 de agosto de 1932, Juan Zabala gana el maratón de los Juegos Olímpicos de Los Angeles y el mismo día de1948 Delfo Cabrera gana un maratón.

Dos atletas. dos medallas de oro, una misma distancia, en un día como hoy, ganaron un mismo día, en 1932 y 1948 respectivamente, el maratón olímpico.

Un mismo día: 7 de agosto. Uno, Juan Carlos Zabala, en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1932. El otro, Delfo Cabrera, en Londres 1948. La maratón, los 42.195 metros, los tuvo en el olimpo. Ese espacio solo reservado para los grandes. Por eso, por ellos, en la Argentina, se conmemora el día del maratonista. Una epopeya lejana que se agiganta con el paso de los años.

Juan Carlos Zabala en Los Angeles, en 1932, y Delfo Cabrera en Londres, en 1948, ganaron un mismo día la maratón olímpica. Son santafecinos y vencieron a los ingleses.

Para los argentinos un día como hoy, un 7 de agosto, revoca a epopeyas olímpicas. A esas jornadas de gran repercusión histórica que quedaron bajo tinta negra estampadas en amarillentas hojas. Y ahora destellan brillo de tantas pantallas de computadoras, que remiten los hechos y quedan a disposición de navegadores de páginas de internet.

El ciberespacio en 1932 y en 1948 no existía y sólo se trataba del cielo puro, nublado, soleado o lluvioso. Y esos 7 de agosto coincidentes con los Juegos Olímpicos depararon dos medallas de oro. Y así serían los únicos argentinos a través de 112 años (desde 1896 hasta la actualidad) en ganar las medallas doradas en atletismo. En Los Ángeles ’32, en ese EE.UU. que salía de una crisis económica un tal Juan Carlos Zabala (55 kilos y 1,52m de estatura) había prometido tiempo antes: “O gano la maratón olímpica o me sacan en camilla”. Durante 30 kilómetros Zabala se mantuvo a la vanguardia de los 22 corredores de la competencia, por momentos recibía ataques del mexicano Baños o los finlandeses, que históricamente han sido buenos fondistas. Pero a 4 kilómetros de la llegada tomó la punta y comenzó a despegarse.

Así el Ñandú Criollo, como lo apodaron en el diario Crítica, entró al Coliseum, donde 80.000 personas vieron cómo el británico Sam Ferris intentaba alcanzar a Zabala. Así Zabalita, el petiso argentino, lograba el oro tras recorrer 42.195 metros con nuevo récord mundial: 2h31m36s. Una anécdota cuenta que cuando cruzó la meta de llegada (19 segundos delante de Ferris) el boxeador Carmelo Robledo le lanzó una bandera con el mástil hecho con un caño de metal que no pudo ser “atajado” por el Ñandú, le dio en la cabeza y cayó en la pista. Había apostado 500 dólares a su triunfo y se pagó 20 a 1. Zabalita obtuvo su premio extra. En 1948 en Londres, 16 años después (tras los Juegos del ’36 y la suspensión por la Segunda Guerra Mundial, Delfo Cabrera sería el segundo argentino en conseguir el oro en la maratón olímpica. Ese 7 de agosto corrió en 2h34m51s y también, por coincidencia, fue un británico el que quedó segundo (Richards).

El mendocino Eusebio Guíñez, también protagonista de la carrera, terminó en el 5º lugar. Zabala, que nació en Rosario el 21/9/1912 y murió el 24/1/1983, en San Isidro, Buenos Aires, fue el único argentino en establecer récords mundiales en maratón y en los 10 mil metros. En una gira europea ganó 29 de las 30 competencias en las que participó. Cabrera nació el 2/4/1919 en Armstrong, Santa Fe, y murió el 2/8/1981 en Alberdi, Buenos Aires. Los dos nacieron en Santa Fe y murieron en Buenos Aires, los dos llegaron al pedestal olímpico.

Ambos tuvieron la mayor gloria deportiva un 7 de agosto, superando a británicos. Coincidencias de dos grandes campeones, los únicos oros argentinos en atletismo de la historia.

Por su parte, en Mendoza se confirmo para el 29 de abril del 2018 una nueva edición de la tradicional MIM y el 11 de Marzo la cuarta edición de la Media Maratón de la Ciudad de Mendoza.

Fuente: www.mdzol.com

Patrocinadores