30K Samborondón  La Maratón de Guayaquil

Pelotero boricua Iván Rodríguez al Salón de la Fama

Por: Frank Maridueña 10 Agosto, 2017

Contrario a lo que  usualmente se afirma cuando  muchos deportistas se retiran de la actividad, que  se alejan de la atención de los fanáticos,  medios de comunicación y compañeros,  entran en una etapa de muchas dificultades, el pelotero Iván Rodríguez ha tenido   días muy movidos y de intensas emociones.

Para graficar lo que estamos diciendo, el miércoles 18 de enero fue favorecido con el 76%  de los votos por encima del mínimo requerido,    para ser  elegido al  “Salón de la Fama” . Posteriormente el martes  11 de julio en el estadio Marlins Park en Miami, se desarrolló el “Juego de las Estrellas” en el que participó en todos los eventos del antes y durante  en    charlas, sesión de fotografías y autógrafo,  para  rematar  junto con otros brillantes peloteros hispano, en la ceremonia del “primer lanzamiento” en el que fue el más ovacionado.

 

El  domingo 30 de julio  en la ciudad de Cooperstown, Nueva York, fue   la exaltación al salón de la fama,  ante unos 27   fanáticos junto con Tim Raines, Jeff Bagwell, para unirse  a Roberto Clemente, Orlando ‘Peruchín’ Cepeda y Roberto Alomar como los únicos puertorriqueños en el recinto de inmortales del béisbol.

Cuando le tocó el turno de agradecer fue muy patético y dramático.   Secándose las lágrimas dijo:   “A mi padre, José, mi primer profesor de béisbol, mi mejor amigo… -Tú fuiste el que me aconsejó para cambiar de  lanzador y  pasar a ser receptor. Si estoy aquí, mirándote a los ojos, como un salón de la fama, tu eres salón de la fama”,

Dirigiéndose a su madre  añadió: “Mami, misión cumplida, lo logramos. Lo hiciste, tienes un hijo de 45 años aquí en Cooperstown, recibiendo una placa como uno de los mejores jugadores del béisbol…. Es un honor increíble para mí”, dijo Rodríguez, aclamado por cientos de espectadores, muchos portando camiseta y banderas de Puerto Rico.

Durante un discurso en el que intercaló comentarios en español e inglés, resaltó sus raíces:  “Aprovecho este momento  que estoy aquí viendo todas esas banderas de Puerto Rico muy lindas, quiero que las levanten muy alto ahora mismo porque me siento bien orgulloso de ser puertorriqueño”

Iván Rodríguez   quien tiene actualmente 45 años, ostenta los récords de más juegos de las mayores en su posición (2.427) y más outs por parte de un receptor (12.376). Bateó 311 jonrones y ostentó un promedio de .296 en su carrera.

Asimismo, es apenas el segundo cátcher consagrado en la primera ocasión en que su nombre apareció en las papeletas de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA) y  se unió el ídolo de su niñez, Johnny Bench, el ex astro de los Rojos de Cincinnati.

No dejó de instar a que los jóvenes persigan sus ambiciones: “Un chico bajito de Puerto Rico, con un gran sueño. Nunca permitan que les quiten sus sueños”.

En 21 temporadas, principalmente con los Rangers de Texas, fue elegido 14 veces al juego de Estrellas. Ganó 13 veces el Guante de Oro, otro récord, y se apoderó en siete ocasiones del Bate de Plata  demostró en su trayectoria ser el jugador más completo de su posición entre su generación. También jugó con los Marlins de la Florida, Tigres de Detroit, Yankees de Nueva York, Astros de Houston y Nacionales de Washington.

Entre los periodistas ecuatorianos, que habitualmente asistimos a las series mundiales y tuvimos el justo de conocerlo, saludarlo, verlo entrenar y jugar nos percatamos  de que  trata de un estupendo jugador y gran ser humano. Nos  enteramos  que previo a cada cotejo gustaba  tomar  turnos extras en  las prácticas de bateo, esto como un ejemplo al respeto que tenia para este deporte.

Aunque se le reconoció mayormente como un jugador defensivo, por sus dotes detrás del plato, retirando corredores en las bases con su potente brazo, la realidad es que fue productivo en ambas facetas del juego, al punto de que se ganó siete Bates de Plata, el segundo mayor total de estos premios entre los receptores, solo superado por Mike Piazza, miembro del Salón de la Fama desde el año pasado.

En el plano colectivo, también tuvo éxito yendo a dos Series Mundiales y ganando una de ellas, con los Marlins, en 2003. De hecho, antes de ese Clásico de Otoño, fue pieza clave para que la franquicia de Florida avanzara a disputar el título contra los Yankees, luego de convertirse en el Jugador Más Valioso en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional frente a los Cachorros de Chicago.

Iván Rodríguez ya está en el “Salón de la Fama”. La historia lo recoge como uno de los mejores en su posición de receptor y ya está en la inmortalidad, distinción que le permitirá recibir más condecoraciones, premiaciones e invitaciones para  charlas, y conferencias  que lo mantendrá muy  activo y ocupado con lo que se alejará del síndrome del retiro de un  gran deportista.

Patrocinadores